Las bacterias viven en todo nuestro cuerpo, ¡y el adulto sano promedio tiene 100 billones de bacterias buenas y malas solo en el intestino! Estas bacterias microscópicas superan en número a nuestras células humanas 10 a 1. Basándonos en estos números, ¡los humanos somos un 95% de bacterias! El equilibrio de nuestras bacterias buenas y malas cambia constantemente, respondiendo a nuestro medio ambiente y nuestra dieta.

Los alimentos que comemos, son más que calorías, vitaminas y minerales. Nuestras comidas proporcionan prebióticos o «alimentos» a nuestras bacterias intestinales, regulando nuestra mezcla de bacterias buenas y malas. A su vez, estas bacterias muestran su aprecio al mantener nuestros cuerpos en equilibrio. Los patrones dietéticos a largo plazo pueden tener un impacto en nuestras bacterias buenas y malas en nuestro intestino. ¿Le das a estas 100 billones de bacterias buenas y malas la atención que merecen?

Hay muchos beneficios para la salud conocidos asociados con el equilibrio de bacterias buenas y malas en nuestro intestino.

Bacterias buenas y malas-Nutrición & Digestión

Las bacterias buenas que viven en nuestro tracto digestivo apoyan al cuerpo en una nutrición y digestión óptimas al sintetizar vitamina K, ciertas vitaminas del grupo B y nutrientes, como los Ácidos Grasos de Cadena Corta (CFA).

Los AGCS se producen después de la fermentación de los alimentos por parte de nuestras bacterias intestinales, que a su vez ayudan a que las bacterias intestinales buenas prosperen. Los SCFA son un combustible para las células que recubren nuestro intestino grueso, ayudan a la absorción de nutrientes y agua, mantienen nuestros intestinos felices y saludables y ayudan a reducir enfermedades como el cáncer de intestino.

 bacterias buenas y malas

bacterias buenas y malas

Bacterias buenas y malas – Sistema inmune

Cualquier bacteria mala, que logra atravesar el ácido protector del estómago, es encontrada por estos billones de bacterias buenas. Las bacterias buenas y malas compiten produciendo antibióticos naturales para matar estos gérmenes invasores. No solo eso, sino que las bacterias buenas enseñan a nuestro sistema inmunológico a combatir los insectos malos que nos enferman e ignorar las cosas que no son una amenaza, generando señales «amigables» para nuestro sistema inmunológico.

Bacterias buenas y malas – Enfermedad

Cuando el equilibrio entre nuestras bacterias intestinales buenas y malas se desbarata, puede asociarse con una serie de enfermedades y afecciones, como el Síndrome del Intestino Irritable (SII), la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), la Diabetes, la Obesidad, las enfermedades cardíacas, los trastornos alérgicos, la enfermedad celíaca, el Asma y ciertos tipos de cáncer.

La investigación sobre el papel que desempeñan nuestras bacterias buenas y malas en nuestra salud evoluciona constantemente con descubrimientos emocionantes. Lo que está claro es que estos billones de microbios juegan un papel increíblemente importante en nuestra salud y necesitan ser atendidos.

Cuidar de sus bacterias

 Bacterias buenas y malas

Bacterias buenas y malas

Nuestras bacterias buenas y malas cambian constantemente en respuesta a nuestro medio ambiente y nuestra dieta. Están surgiendo investigaciones interesantes sobre el papel de los suplementos de yogur y probióticos (bacterias buenas) en el equilibrio entre nuestras bacterias buenas y malas. La investigación también nos ayuda cada vez más a comprender el papel que desempeña nuestra dieta para influir en el equilibrio de las bacterias buenas y malas. Muchos alimentos actúan como un prebiótico (alimento para las bacterias buenas), por lo que se aplican los consejos habituales de alimentación saludable: una dieta variada con alto contenido de frutas, verduras y cereales integrales para suministrar alimentos a nuestros amigos bacterianos.

¿Te preocupan las intolerancias alimentarias? ¿O ha eliminado ciertos alimentos de su dieta? Hable con un dietista sobre cualquier alimento que haya eliminado de su dieta y cuide su equilibrio de bacterias buenas y malas.

Si te gustó el blog – «Bacterias buenas y malas», es posible que también quieras leer «Beneficios para la salud del yogur».

fotos por: NIAID & muammerokumus, NIAID
Las dos fichas siguientes cambiar el contenido a continuación.

  • Biografía
  • Últimas publicaciones

Mi perfil de Twitter  Mi perfil de Facebook  Mi perfil de Google +  Mi perfil de LinkedIn  Mi perfil de Pinterest  Mi canal de YouTube

Dietista registrada y propietaria de Internet Dietician. com. Apasionada por la nutrición familiar y el tratamiento dietético del Síndrome del Intestino Irritable (SII), madre ocupada de 3 niños pequeños.Cheshire, Reino Unido

Mi perfil de Twitter  Mi perfil de Facebook  Mi perfil de Google +  Mi perfil de LinkedIn  Mi perfil de Pinterest  Mi canal de YouTube

Últimos mensajes de Sian Riley (ver todos)

  • GDPR para pequeñas empresas y dietistas – 1 de febrero de 2018
  • Pruebas de intolerancia alimentaria-23 de octubre de 2014
  • ¿Es segura la soja? – Junio 30, 2014