Michael May, mejor conocido como Flourgon, ha sido galardonado con un acuerdo en una demanda por infracción de derechos de autor de US 3 300 millones contra Miley Cyrus. El escritor jamaiquino había acusado a la estrella del pop de robar su éxito de 2013 «We Can’t Stop» de una canción similar que grabó hace casi 25 años.

Flurgon demandó a Cyrus en marzo de 2018, alegando que «We Can’t Stop» se parecía mucho a su canción de 1988 «We Run Things», que dijo que era una de las favoritas porque era la número uno en las listas de éxitos en Jamaica.

Flurgon, que obtuvo su nombre artístico, debido a su amor por las albóndigas, es conocido por su trabajo en varios sistemas de sonido de Kingston. También dirige su propio sistema llamado Sweet Love, que ha contado con artistas famosos de Dancehall como Buju Banton. También es conocido por sus actuaciones con su hermano, el deejay Dragón Rojo.

Fue un jugador importante a finales de los años 1980 y 1990 y ha grabado para productores como Winston Riley, Steely & Clevie y Philip «Fatis» Burrell. También ha colaborado con Freddie McGregor («Bless My Soul»), Sánchez («Madly In Love») y Ninjaman. Flurgon se convirtió en rastafari y dejó de interpretar su material anterior alrededor de 2008 porque: «ciertas canciones que mi solía hacer, mi ya no las haría. Ahora estoy más consciente».

En marzo de 2018, Flurgon presentó una demanda legal contra Miley Cyrus y el sello discográfico RCA por infracción de derechos de autor, diciendo que la canción de Cyrus «We Can’t Stop» incluye letras de su canción «We Run Things».

Dijo que RCA Records, que es propiedad de Sony Corp, robó su material, incluida la frase «We run things. Things no run we», que cantaba como » We run things. Las cosas no funcionan.»

Según Reuters : «May, Cyrus, Sony y otros demandados presentaron una estipulación conjunta en el tribunal federal de Manhattan el viernes para poner fin a la demanda con prejuicios, lo que significa que no se puede presentar de nuevo. Los abogados de Cyrus dijeron en diciembre. 12 carta de que se había firmado un acuerdo de conciliación ,y que la estipulación se presentaría » en espera del pago del producto del acuerdo.»