Goma de mascar
Información sobre la plantilla

Goma de mascar.jpg

Goma de mascar , comúnmente conocida como chicle, es una goma masticable con sabor dulce. Está realizada en general con una base de plástico neutro (acetato de polivinilo o de goma de xantano), que es lo que le da su elasticidad que tanto divierte a quien la mastica.

Es una golosina muy popular entre grandes y chicos. Existen miles de sabores y colores diferentes de goma de mascar, para todos los gustos.

Historia

Su origen data de la prehistoria, en el año 50 antes de Cristo, los griegos antiguos masticaban resina de entina.También los mayas masticaban savia de chikozapote, o mas conocido como chicle.Tanto los mayas como los aztecas usaban el chicle para limpiar los dientes, y distraer un rato el hambre y la sed.

La goma de mascar se remonta a las civilizaciones de todo el mundo, la modernización y comercialización de este producto se llevó a cabo principalmente en los Estados Unidos.

El nombre popular de chicle originalmente de la palabra (náhuatl tzictli) que es un polímero gomoso que se obtiene de la savia del Manilkara zapota, un árbol de la familia de las sapotaceae antes denominado como Sapota zapotilla o Achras zapota originario de México, América Central y América del Sur tropical. Debido a su sabor dulce y aromático, numerosos pueblos amerindios lo utilizaban para masticar.

En 1848 John B. Curtis desarrolló y vendió el primer chicle comercial llamado The State of Maine Pure Spruce Gum De esta manera, el occidente industrializado, que había olvidado las gomas de los árboles, redescubrió el chicle a través de los primeros americanos. Alrededor de [[1850 se desarrolló una goma hecha de cera de parafina, un producto derivado del petróleo, y pronto superó a la goma de abeto en popularidad

El primer chicle con sabor fue creado en la década de 1860 por John Colgan, un farmacéutico de Louisville, Kentucky. Colgan mezcló azúcar en polvo con tolu, un aromatizante en polvo obtenido del extracto del árbol de bálsamo Myroxylon

El chicle moderno se desarrolló por primera vez en la década de 1860, cuando el expresidente Antonio López de Santa Anna trajo el chicle de México a Nueva York, donde se lo dio a Thomas Adams para usarlo como sustituto del caucho. El chicle no tuvo éxito como reemplazo del caucho, sino como goma de mascar, que se cortó en tiras y se comercializó como «Adams New York Chewing Gum» en 1871. El chicle Black Jack 1884, aromatizado con regaliz, Chiclets 1899 y Wrigley’s Spearmint Gum fueron las primeras marcas populares que rápidamente dominaron el mercado y todavía existen en la actualidad

Fabricación

Actualmente el chicle ya no se fabrica con la resina del árbol chicozapote, sino con materiales sintéticos a los que se le agregan saborizantes, endulzantes y colorantes.

Los puedes encontrar en cajas, en tabletas, en barra, con o sin azúcar; chicles de bola de a peso que se deslizan hacia nuestras manos desde una máquina redonda y transparente; chicles picantes, con relleno y sin relleno, refrescantes, suaves, intensos y por supuesto de todos los colores, e incluso se encuentra como acompañante de otras golosinas, como helados, chupetines y caramelos, lo que la convierte en una de las golosinas más consumidas del planeta.

Ventajas de la goma de mascar

  • Ayuda a prevenir la caries
  • Acelera el metabolismo
  • Reduce la ansiedad y el estrés
  • Aumenta la capacidad mental

Desventajas de la goma de mascar

  • Aunque hemos dicho que es una ventaja para la salud bucodental, si los chicles tienen azúcar pueden provocar el efecto contrario, especialmente en los niños, fomentando la génesis de caries. Con una buena limpieza tras su consumo se puede evitar.
  • Reduccion de peso
  • Dolor mandibular
  • Su consumo en exceso pueden producir gastritis, cólicos, gases intestinales.
  • La mala costumbre (cada vez menor) de tirar al suelo el chicle, a parte del desagradable momento de pisarlo, pude tener consecuencias para la salud al convertirse en un foco de gérmenes con el que pueden entrar en contacto las mascotas o niños.

Véase también

  • Golosina