Publicidad

Contrariamente a lo que han visto en los medios de comunicación, las barbas no albergan más caca que un inodoro. La historia, que se originó en la cadena de noticias de televisión ‘KOAT’ en Nuevo México, se ha vuelto viral a pesar de que tiene poco mérito científico.

Como señala Nick Evershed de The Guardian, la historia no se basó en un estudio científico. La investigación, en cambio, consistió en que un reportero tomara hisopos de un pequeño número de barbas de hombres y luego enviara esas muestras a un microbiólogo para que las analizara. El microbiólogo John Golobic identificó bacterias «entéricas», que normalmente residen en los intestinos. Le dijo al presentador que estas bacterias generalmente se encuentran en las heces, pero las bacterias asociadas con las heces no son necesariamente heces, una distinción importante que muchas personas parecen haber ignorado.

Las bacterias entéricas pertenecen a la familia Enterobacteriaceae y a menudo son inofensivas, aunque algunas pueden causar enfermedades. Usted, sin embargo, no necesita preocuparse por estas bacterias porque están en todas partes. Phillip M. Tierno, microbiólogo de la Universidad de Nueva York, dijo a la revista New York Magazine que » nosotros, como sociedad, estamos literalmente bañados en heces.»Desde el teclado de su escritorio hasta la bolsa que lleva, las bacterias fecales se pueden encontrar en varios lugares y no son motivo de preocupación.